Transición Energética y economía verde

 

SÍ ES POSIBLE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN COLOMBIA: MOVIMIENTO RÍOS VIVOS

Con un mercado campesino, actividades culturales y místicas, diversas comunidades del país congregadas en el Movimiento Colombiano Ríos Vivos, se unieron en un solo grito: “Ríos para la vida, no para la muerte”.

Así inició la agenda pública del Segundo Encuentro Nacional del Movimiento Ríos Vivos en Barrancabermeja, Santander. El objetivo de dicho evento es construir una propuesta hacia la transición energética del país, y así dejar a un lado los proyectos extractivistas que han afectado a las poblaciones y a la naturaleza.

En el tecer día del Encuentro, organizaciones ambientales y sociales, nacionales e internacionales, saludaron el evento dando a conocer cada una de las luchas que lleva a cabo cada proceso que participa en el encuentro. La lucha histórica de ASOQUIMBO, pasando por la defensa del páramo de Santurbán, el trabajo que desarrollan las comunidades a través de las consultas populares en todo el país, así como lla Alianza Colombia Libre de Fracking, hasta invitados internacionales como Coordinación Nacional MABI – Brasil, entre otras, saludaron y participaron de la jornada.

En su intervención, José Jiménez, integrante del Movimiento Nacional Ambiental, hizo un llamado a la articulación en defensa de la naturaleza, de todas las organizaciones sociales y ambientales del país, para hacerle frente a las políticas del Gobierno de Iván Duque que buscan profundizar el modelo extractivista.

LA CULTURA SU PAPEL EN LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

En esta primera parte, se dio cuenta de cómo la cultura y las tradiciones son claves para lograr una transición energética. Así lo explicó Fabio Muñoz, integrante del Movimiento Ríos Vivos, quien en el mercado campesino se dedicó a vender sus productos y semillas nativas.

“Lo principal es el aprovechamiento de la naturaleza, sin dañarla. Hay unas energías que utilizamos casi inconscientemente y no sabemos realmente cuál es el uso de esas energías alternativas”, expresó Muñoz.

Las comunidades aseguran que se han dado cuenta que la misma polisombra son los árboles, que se puede recolectar y reutilizar el agua lluvia, y han instalado en sus casas la estufas ecoeficientes. Además, los asistentes del evento fueron testigos de las acciones que adelantan diversas comunidades como la de San Sebastián y el Bajo Sinú, en el departamento de Córdoba, con los paneles solares.

“El uso de energías alternativas es una forma de resistir. El estado no recibe pago por la energía tradicional, si nosotros mismos la podemos producir. Así se propenda por la unión de las comunidades y se evite el desplazamiento y los hechos victimizantes”, expresó el movimiento Ríos Vivos.

Finalmente, la Mesa Social Mineroenergética y Ambiental por la Paz, mencionó que los buenos planes de energía comunitaria, necesitan  una mayor participación de las comunidades y una gran  organización social. También indicaron que es clave identificar cuáles son las necesidades para  lograr una producción que sostenga el autoabastecimiento, y señalaron que se debe trabajar en la educación de las niñas y los niños y capacitar a las comunidades.

Fuente: http://www.contagioradio.com/si-es-posible-la-transicion-energetica-en-colombia-movimiento-rios-vivos-articulo-57425/

‘Energía para quién, para qué y a qué costo‘ es el lema del Segundo Encuentro Nacional Ríos Vivos Colombia, que tendrá lugar desde este lunes y hasta el próximo viernes 12 de octubre, en Barrancabermeja, considerada como la ‘Capital Petrolera de Colombia‘.

En esa ciudad santandereana se darán cita más de 300 campesinos, pescadores, barequeros, líderes sociales, ambientales y afectados por represas y proyectos extractivos de diferentes regiones del país con el fin de compartir e intercambiar experiencias de lucha frente al modelo minero- energético existente y plantearle al país y al gobierno propuestas e iniciativas para una transición energética justa e incluyente de cara a los desafíos del cambio climático.

En la actividad también estarán participando académicos, expertos en transición energética y delegados del Movimiento de Afectados por Represas de América Latina (MAR), así como la Alianza Colombia Libre de Fracking, Dignidad Agropecuaria, Censat Agua Viva, entre otras organizaciones que abordarán temas como la soberanía alimentaria, energética y del agua. Le puede interesar: 

En el marco de esta actividad habrá una audiencia descentralizada del Congreso de la República el jueves 11 de octubre, de 9:00 de la mañana a 1:00 de la tarde, en la que se planteará avanzar en la construcción de una política pública de transición energética nacional “de los pueblos, para los pueblos y con la naturaleza”.

El encuentro girará en torno a dos ejes temáticos: la transición energética y la memoria ambiental para la paz.

Campesinos, pescadores, barequeros, líderes sociales, ambientales y afectados por represas y proyectos extractivos estarán participando en el encuentro en Barrancabermeja. Foto: Jorge Contreras. 

“La transición energética será analizada como la sustitución de combustibles fósiles como el petróleo, el gas, el carbón y las grandes represas, por energías alternas como la minihidráulica, solar, eólica, biomasa y geotérmica, pero desde lo público y lo comunitario, partiendo de la concepción de que la energía es un derecho fundamental de la comunidades y no se trata de una simple alcancía, como se ha entendido hasta ahora”, indicó Miller Dussán, académico, investigador y vocero de Asoquimbo y Movimiento Ríos Vivos Colombia.

Le recomendamos: Contraloría cuestiona gestión de la Anla y Corpocesar en proyectos de minería

Dussán propone revisar las potencialidades propias de las regiones y el comportamiento de sus ecosistemas para adaptar formas energéticas alternas que satisfagan las necesidades a bajos costos, mediante un modelo descentralizado sin necesidad de pasar por un sistema interconectado a nivel nacional.

“Por ejemplo, en La Guajira, se puede manejar energía eólica; en el Huila la energía solar y así en cada localidad, articulando el ser humano en equilibrio con la naturaleza”, apuntó.

En este sentido también están promoviendo la creación del Fondo Energético Nacional que se financie con recursos de Ecopetrol.

“La idea es que este se transforme en una empresa de energía, para que desde lo público se asuma el proceso de transición energética. Eso también requiere un proceso de planeación y de cambio de hábitos de consumo”, manifestó Dussán.

Le sugerimos: El mundo no será el mismo si sigue aumentando la temperatura

Entre tanto, Diana Giraldo, integrante del Movimiento Ríos Vivos Colombia, afirmó que durante el evento se debatirá sobre la necesidad de crear  ejercicios propios de memoria en el marco de proyectos extractivos, en los que el desplazamiento y el despojo -según ella- son características de la imposición de las represas.

“Esto constituye hoy una deuda socio-cultural, económica y política con los territorios”, expresó Giraldo, para quien uno de los momentos más impactantes del encuentro será conocer la experiencia de recuperación de la memoria ambiental de los afrodecendientes del Cauca, teniendo en cuenta que los jóvenes de esta región, hijos de los desplazados por la represa, no conocieron el río, sino únicamente el embalse.

Adicionalmente se propondrá la creación de una Comisión Nacional de Represas, pues “el tema de las represas en Colombia no tiene normatividad clara y existe un vacío donde lo afectados y las instituciones están perdidos”, expresó Dussán.

Fuente: https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/propondran-al-gobierno-iniciativas-para-una-transicion-energetica-acorde-a-las-regiones/41851

 

Comunidades del país exigen energías limpias al Ministerio de Minas

En su segundo encuentro nacional, el movimiento Ríos Vivos convocó en Barrancabermeja a campesinos de todo el país para hablar sobre transición ernegética justa y memoria histórica ambiental.

Al encuentro asistieron campesinos, pescadores, barequeros y líderes ambientales de Córdoba, Valle, Cauca, Huila, Antioquia, Santander, el Eje Cafetero y delegados de 15 países.

Por: María Paula Rubiano
Periodista Blog El Río y El Espectador
Fotos: Movimiento Ríos Vivos Colombia

Mientras cientos de miles de estudiantes se movilizaban en las principales ciudades del país para exigir más presupuesto para las universidades públicas, en Barrancabermeja, cerca de 300  campesinos, pescadores, barequeros, líderes sociales y ambientales conversaban, por tercer día consecutivo, sobre sus propuestas para  que la transición energética en el país se realice de forma justa y acorde a las necesidades de sus veredas, municipios y barrios.

Con el lema  “energía para quién, para qué y a qué costo”, los integrantes del movimiento Ríos Vivos Colombia  intercambiaron, del 8 al 12 de octubre, sus experiencias a la hora de oponerse, o convivir, con proyectos energéticos como las represas, la explotación minera o petrolera, así como los miedos frente a una eventual llegada del fracking.

El encuentro fue apoyado con recursos de la Unión Europea, La Fundación Heinrich Böll, Censat Agua Viva y el Movimiento Ríos Vivos.

Tatiana Roa, quien pertenece al movimiento y dirige la ong Censat Agua Viva Colombia, dijo que, “nuestra idea con el encuentro es pensar en la protesta y la propuesta”.

Las comunidades compartieron experiencias y además, empezaron a construir una “memoria histórica ambiental”, pues la naturaleza ha sido “víctima, escenario y botín”, en el conflicto armado colombiano.

Por eso, ante los representantes de la Comisión Quinta de la Cámara, el Ministerio de Minas y la Procuraduría, los líderes ambientales presentaron sus propuestas para que el país sustituya la energía proveniente de combustibles fósiles como el petróleo, el gas, el carbón y las grandes represas, por energías alternas como la minihidráulica, solar, eólica, biomasa y geotérmica.

Eso sí: las comunidades llegadas desde todos los rincones Colombia, fueron claras en que esta transición debería hacerse teniendo en cuenta las condiciones reales de las poblaciones rurales y aisladas.

“Con la energía solar podemos extraer el agua de pozos o lagunas, hacerla potable, o conducirla por los acueductos comunitarios o pequeños distritos de riego. Y el agua es la base de buenos cultivos, buena alimentación y buena salud”, dicen los campesinos en sus propuestas.

“Actualmente la producción de energía se piensa desde la lógica urbana, con los carros eléctricos, los bombillos, pero pocos miran qué sucede y para qué se usa en el contexto rural: para guardar alimentos, para producirlos. Estos enfoques requieren pensar una política que incluya a todos los colombianos en la transición energética”, explica Roa.

Ella, junto a los también investigadores Juan Pablo Soler y José Aristizábal, recogió estas inquietudes en la revista Ideas verdes, financiada por la Fundación Heinrich Boell.

“La construcción de alternativas energéticas exige pensar en la descentralización de la producción y de la generación de energía, buscar el control de la energía por parte de las propias comunidades o mediante empresas sociales sin ánimo de lucro”. Citan casos como el de Dinamarca o Alemania, en donde el 50% de la energía producida está en manos de cooperativas barriales o ciudadanas.

En el encuentro se realizó además un mercado campesino y una feria gastronómica, como una forma de demostrar la importancia de la soberanía alimentaria que las energías limpias podrían garantizar a las comunidades.

“Recuperemos la noción de que quienes utilizan la energía son personas que la requieren, más que clientes”, dice el documento. “Si eres un cliente y no tienes dinero, no accedes a energía. Si eres una persona que la necesita, es un derecho que debe ser garantizado”, explica Roa.

Y es que si bien en Colombia existe un marco legal para las energías renovables desde 2014, la reglamentación ha sido lenta y poco concertada con las comunidades. Precisamente por eso las comunidades se reunirán con los legisladores: para que sus voces y perspectivas sean escuchadas.

Además, informó Miller Dussán, vocero del movimiento, le propondrán a los congresistas crear una Comisión Nacional de Represas, pues, para ellos, “el tema de las represas en Colombia no tiene normatividad clara y existe un vacío donde los afectados y las instituciones están perdidos”.

 

 

 

 

 

Fuente: http://blogs.elespectador.com/actualidad/el-rio/comunidades-del-pais-exigen-energias-limpias-al-ministerio-minas

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: