2º Encuentro Ríos Vivos Colombia 2018

https://2encuentroriosvivoscolombia2018.wordpress.com

El Movimiento Colombiano en Defensa de los Territorios y Afectados por represas -Ríos Vivos-, es la expresión de articulación nacional de comunidades afectadas por la imposición de proyectos hidroeléctricos en sus territorios sostenida por más de 17 años. A partir de las afectaciones generadas en diversas cuencas como los que afectaron el curso y el devenir de las comunidades del Río Anchicayá en la década de los cincuenta, del río cauca con la represa la Salvajina en la década de los ochenta, del Río Sinú con la represa Urrá I en la década de los noventa y del río Guarinó con su desviación para repotenciar el Embalse la Miel I en Caldas, entre otros, se visibilizó con contundencia la problemática social, económica, cultural y ambiental que ocasionan las grandes represas durante su planeación, construcción y operación.

Por años las comunidades nos movilizamos para llamar la atención de instituciones sobre los vacíos en la legislación para garantizar la participación ciudadana y los efectos reales de las represas en los territorios, también se ha buscado llamar la atención de los y las afectadas para que tomen conciencia de sus derechos, del empobrecimiento al que se les ha sometido y de la necesidad de hallar alternativas para la permanencia en sus territorios. De este modo en el año 2006 se consolidó la Red Nacional de Pueblos Afectados y amenazados por represas, trasvases y proyectos MDL, que luego se transformó en el Movimiento Ríos Vivos.

El 12 y 13 de marzo de 2012 se celebró el Primer Encuentro del Movimiento Ríos vivos en la ciudad de Girardota, Antioquia, con la participación de más cien delegados provenientes de ocho departamentos del país, los cuales asumieron la tarea de discutir frente a temas coyunturales y avanzar en la construcción de un plan de trabajo. La reflexión en este encuentro giró en torno a la soberanía energética, el territorio y la cultura, los modelos de desarrollo alternativos y la Ley de víctimas y despojo por megaproyectos al tiempo que el 14 de marzo se conmemoró el décimo quinto día de acción internacional contra represas y por los ríos, por el agua y por la vida!

Luego de seis años de trabajo y movilización permanente se ha observado la necesidad de llevar a cabo un segundo encuentro nacional que permita fortalecer al movimiento para que continúe su crecimiento, al tiempo que se establecen posiciones y hojas de ruta frente a la coyuntura actual del país y la región avanzando en las propuestas que se han venido construyendo colectivamente desde los territorios donde Ríos Vivos hace presencia.

La transición energética, la memoria ambiental y los principios del movimiento serán los ejes conductores de las discusiones durante el segundo encuentro de cara a avanzar en la concreción de las metas del movimiento como son la defensa de los derechos de los y las afectadas, la permanencia en los territorios y la transformación del modelo energético que priorice el respeto a las diversas formas de vida y organización social.

AGENDA

Anuncios

Asesinan otro integrante de Ríos Vivos en menos de ocho días al tanto que no se da solución a los derrumbes generados por Hidroituango

Mayo 8 de 2018

El Movimiento Rios Vivos Antioquia y el bajo cauca antioqueño nuevamente están de luto. En la tarde del 8 de mayo, en el sector del pescado, Puerto Valdivia, Antioquia, mientras ejercían su labor de barequeo les fue arrebatada la vida a nuestro compañero, Luis Alberto Torres Montoya de 35 años de edad, quien parte dejando su esposa y tres hijos, él pertenecía a la Asociación de pequeños mineros y Pesqueros de Puerto Valdivia – AMPA articulada al Movimiento Rios Vivos y a su hermano de 20 años Duvian Andrés Correa Sanchez.Asesinan Otro Integrante de Ríos Vivos

Este hecho nefasto se produce a menos de ocho días del asesinato de nuestro compañero Hugo Albeiro en jurisdicción del mismo municipio y en momentos en que las comunidades se encuentran preparando una nueva jornada de movilizaciones de protesta en procura de que EPM reconozca las nuevas afectaciones que ha traído a la zona, con su proyecto Hidroituango, a partir de la reducción drástica de las aguas abajo del muro de la represa, tras los derrumbes que han taponado el paso de las aguas y tras generar pánico y zozobra sobre la población.

Sigue leyendo