Justicia para Berta Cáceres es justicia para el Mundo

América Latina, 25 de octubre de 2018

 DSC00163

CARTA AL SISTEMA DE JUSTICIA DE HONDURAS Y COMUNIDAD INTERNACIONAL

 

Cordial Saludo,

Para el Movimiento de Afectados por Represas de América Latina, conformado por movimientos y organizaciones de afectados de 14 países de Latinoamérica es de gran preocupación que el primer juicio sobre el Asesinato de Berta Cáceres haya contemplado la exclusión de las víctimas y sus representantes legales. Desde nuestra experiencia de acceso a la justicia hemos constatado que la imposición de representación legal no contribuye a la búsqueda de la verdad, que es el objetivo principal del juicio relacionado con el asesinato de Berta Cáceres e intento de asesinato de Gustavo Castro.

Además, nuestra preocupación aumenta con que Gustavo Castro estuvo retenido por varios meses en Honduras por el Sistema de Justicia Hondureño y ahora, en este juicio, se impide su participación.

Rogamos se dé claridad a la comunidad nacional e internacional sobre las motivaciones de estas decisiones y se aclare de qué manera se ha respetado los protocolos internos de la justicia Hondureña pues hemos tenido conocimiento que el Tribunal presidido por Esther Flores conoció el proceso mientras existía un amparo previo dejando entredicho la legalidad del juicio.

Alertamos sobre estas preocupaciones e irregularidades a la comunidad internacional y a la Comisión Interamericana de Derechos humanos.

Atentamente,

Movimiento de Afectados por represas de América Latina conformado por: MAB, Movimento dos Atingidos por Barragens, Brasil; FUNPROCOOP, Fundación Promotora de Cooperativas, El Salvador; MADJ, Movimiento Amplio Dignidad y Justicia, COPINH, Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras; Centro Marthin Luther King, Cuba; Red en Defensa del Agua de Panamá; Patria Grande, Argentina; ACODET, Asociación De Comunidades Para El Desarrollo, Defensa de La Tierra y Los Recursos Naturales, Consejo de los Pueblos Mayas CPO, Frente Petenero contra Represas de Guatemala; COPUDEVER, Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde, Asamblea Veracruzana de iniciativas y defensa ambiental, Otros Mundos Chiapas, La Vida, Bios Iguana A.C. de México; Convergencia Socialista, Paraguay; Patagonia sin Represas, Chile; CRBZ, Corriente Revolucionaria Bolívar Zamora, Venezuela; Asociación Pescadores de Cachuela Esperanza, Bocinab, Bloque de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Norte Amazónico de Bolivia, Rondas Campesinas de Perú y el Movimiento Ríos Vivos Colombia.

Anuncios

Carta del MAR al Movimiento Ríos Vivos Colombia

MAR_junto al magdalena

Foto: Kinorama. MAR al inicio de la movilización del 12 de octubre, sobre la ribera del Río Magdalena,  en la ciudad de BArrancabermenja. Marcha convocada por el Movimiento Ríos Vivos Colombia dentro de la jornada de la indignación y por una transición energética Justa, de los pueblos y para los pueblos.

Estimadas/os Compañera/os del Movimiento Colombiano Rios Vivos,

Esperamos que ustedes se encontran bien. Gustariamos por medio de este
compartir nuestra carta desde el MAR, Movimiento de Afectados por
Represas en Latino America (MAR) en adjunto. Manifestamos la alegría de
haber podido convivir con un pueblo tan valioso en este período, de las
regiones afectadas por represas que se encontraron y construyeron  el
Segundo Encuentro Nacional del Movimiento Colombiano Rios Vivos.
Agradecemos el esfuerzo y acogida del Movimineto Ríos Vivos durante el
recorrido en las comunidades, en la etapa de formación del MAR y durante
su II Encuentro Nacional.

Fue una convivencia fraterna, en un hermoso país, con extraordinarias
bellezas naturales celosamente cuidadas por su pueblo. Un pueblo que
lucha mucho para garantizar sus derechos frente a la construcción de
grandes proyectos,  en defensa de los territorios y en la construcción
de una patria libre, soberana y democrática.

Además de resistir, el Movimiento Ríos Vivos y sus aliados buscan
establecer propuestas claras para la soberanía energética popular, que
sirvan para todos y todas en el país, en el campo y en la ciudad.
Percibimos que existe una firme decisión de construir un fuerte
movimiento de carácter nacional en defensa de los derechos de los
afectados y afectadas por represas, que busque construir un proyecto
energético popular, y junto a él, la lucha incesante por una nueva
sociedad sin explotación. Vemos también el fervor internacionalista de
las/los liderazgos del movimiento, lo que engrandece la construcción de
solidaridad entre los pueblos y coloca al pueblo de lucha colombiano en
lucha por un mundo más justo, fraterno e igualitario.

Manifestamos nuestra solidaridad con el Movimiento Colombiano Ríos Vivos
y reforzamos la necesidad de la construción cada vez más de la unidad a
partir de las bases organizadas de las regiones, así como la necesaria
articulación internacional para que juntos y juntas consigamos combatir
al enemigo, que es internacional y está muy bien organizado.

Que las aguas de los ríos colombianos contribuyan cada vez más a la
construcción del gran MAR en América Latina.

Viva el Movimiento Colombiano Rios Vivos!  Viva el Movimiento de
Afectados por Represas en Latino-America!
¡Aguas para la vida, no para la muerte!

 

Firman: MADJ, Movimiento Amplio Dignidad y Justicia, COPINH, Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras; MAB, Movimento dos Atingidos por Barragens, Brasil; FUNPROOC, Fundación Promotora de Cooperativas, El Salvador; Centro Marthin Luther King, Cuba; Red en Defensa de Aguas, Panamá; Patria Grande, Argentina ACODET, Asociación De Comunidades Parea El Desarrollo, Defensa de La Tierra y Los Recursos Naturales, CPO, Consejo de los Pueblos Mayas, Guatemala; COPUDEVER, Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde, México;
Convergencia Socialista, Paraguay; Patagonia sin Represas, Chile; CRBZ, Corriente Revolucionaria Bolivar Zamora, Venezuela, Associacion Pescadores Cachuela, Comite Defensa Territorios/ Afectados por Represas Rositas,Bocinab, Bloque de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Norte Amazónico, Bolivia; Rondas Campesinas, Perú.

Declaración de Yuma

II Encuentro Nacional del Movimiento en Defensa de los Territorio y contra represas – Movimiento Ríos Vivos

 

En Barrancabermeja, Santander, frente a nuestro gran río Magdalena, nuestro Yuma, arribamos desde nuestra regiones cargados de alegría, cantos, consignas, alimentos locales y banderas, comunidades indígenas, campesinas, pescadoras, afrocolombianas, barequeras, paleras, artesanas, para la realización del II Encuentro Nacional del Movimiento en Defensa de los Territorios y Afectados por Represas – Movimiento Ríos Vivos. Durante los días 8 al 12 de octubre de 2018, sesionamos más de 400 personas entre niños, niñas, jóvenes, mujeres y hombres delegados de los procesos regionales del Valle del Cauca, Antioquia, Huila, Cauca, Quindío, Caldas, Santander, Bajo Sinú, Chocó y Sur de Bolívar y el acompañamiento de delegados nacionales de otros procesos sociales y ambientales. E xaltamos la presencia y acompañamiento de 30 delegados internacionales de 14 países latinoamericanos que hacen parte del Movimiento de afectados por represas de Latinoamérica – MAR. Saludamos el acompañamiento permanente de Swefor y PAS/PWS y la hospitalidad de la Unión Sindical Obrera a quien agradecemos su incondicional apoyo para la buena realización de nuestro Encuentro.

Con espíritu fraterno y unitario debatimos junto a organizaciones aliadas nuestra propuesta de transición energética, que busca enfrentar la crisis ambiental y social nacional y planetaria, así como nuestros ejercicios de memoria histórica ambiental, lo cuales nos permitieron recordar el dolor profundo que han sufrido las comunidades por los proyectos hidroeléctricos, pero también la riqueza de sus luchas y de su fuerza para mantenerse en el territorio.

A través de debates, ferias, talleres, intercambios, música, cantos y arte pudimos avanzar en nuestras reflexiones y llegar a las siguientes conclusiones:

  • La profundización del modelo extractivista, concebido como reprimarización de la economía basada en la extracción intensiva de los bienes comunes y ligado a la especulación financiera transnacional está conllevando a la mercantilización y privatización de dichos bienes, al control político y social por parte de empresas transnacionales, la criminalización de nuestros lideres y liderezas sociales y, la militarización de la vida comunitaria.
  • Reafirmamos y decimos con contundencia que las represas y los proyectos de pequeñas centrales hidroeléctricas – PCH en cascada no generan energía limpia, por el contrario son causantes de irreparables daños ambientales y territoriales. Durante las últimas cinco décadas, las represas han causado el despojo y el desplazamiento a miles de personas, que siguen sin ser compensadas y reparadas. El desvío y embalsamiento de aguas para la generación de energía impone cambios en el uso del suelo y en las vocaciones productivas, pérdida de autonomía y soberanía alimentaria y viola los derechos humanos. En la mayoría de los casos, se realizan sin diagnósticos ambientales de alternativas y sin apropiados diagnósticos sociales, no garantiza una participación pública real, provoca impactos ambientales irreversibles, revictimiza a la población víctima del conflicto armado y viola sistemáticamente los derechos humanos de las comunidades afectadas. Los proyectos de PCHs en Caldas, Quindio y Chocó, se imponen de forma irregular, sin participación ciudadana y sin considerar los impactos que provoca.
  • Rechazamos el reconocimiento de las represas como Mecanismos de Desarrollo Limpio-MDL, estas no sólo producen los daños ya mencionados, sino que también emiten gases de efecto invernadero y destruyen ecosistemas y biomas importantes que garantizan los ciclos de vida.
  • Afirmamos que el sistema energético es centralizado, despilfarrador, injusto e ineficiente, incentiva el consumo sobre el ahorro y prioriza los nuevos megaproyectos, trasvases y pequeñas centrales hidroeléctrica en cascada, mercantilizando las aguas y privatizando los territorios.
  • Denunciamos que la expansión energética colombiana, que se proyecta generar más de 74.000 MW a costa de sacrificar nuestros ríos y quebradas, y que incluye proyectos termoeléctricos y grandes proyecto de renovables, no está destinada para resolver las necesidades de la gente sino las demandas del modelo minero – energético mientras gran parte de la población sigue sin acceso por las altas tarifas del servicio energético.
  • Condenamos y rechazamos la sentencia de la Corte Constitucional que desconoce el proceso democrático y legitimo de los pobladores de Cumaral que rechazó los proyectos petroleros en su territorio y, pone en jaque las demás consultas populares. Esta sentencia significa un retroceso y contraviene la Sentencia T-445/16 de la misma Corte y el reciente fallo del Consejo de Estado que determinó que los municipios no sólo tienen competencia sino la obligación de realizar consultas populares. El Consejo de Estado reconoce que las consultas “son viables porque son una expresión de la democracia participativa”.
  • Exigimos reparación y verdad para todas las comunidades afectadas por el proyecto hidroeléctrico Pescadero Ituango. Ocultar la verdad por parte de sus promotores y consultores ha conllevado a la agudización de la crisis social, económica y ambiental en el norte, occidente y bajo antioqueño. Nos comprometemos a seguir trabajando para que Hidroituango sea desmantelado y sus comunidades reparadas.

Comprometidos con la vida y en contravía de la imposición de lo que algunos sectores denominan, la dictadura minero energética, la captura corporativa de la Corte Constitucional y teniendo en cuenta las advertencias de la Comisión Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la proximidad de una catástrofe que extinguiría la vida en el planeta, nos comprometemos a continuar las luchas de resistencia contra el modelo extractivista y proponemos al país, una transición energética que promueva y garantice:

  • Transformaciones en el sistema energético centralizado sustentado en proyectos de energía fósil y megahidroenergía por otro que impulse energías descentralizadas, renovables, autónomas y controladas por los pueblos que desafíe las actuales relaciones de poder y garantice relaciones más armónicas con la naturaleza.
  • Transformaciones culturales de una sociedad energívora sustentada en un modo de producción- distribución y consumo que esta destruyendo la vida del planeta.
  • Un sistema socialmente justo, democrático, descentralizado y bajo el control de las comunidades o mediante cooperativas y empresas sociales sin ánimo de lucro, que respete los derechos de los trabajadores, los derechos humanos, los derechos territoriales, los derechos de los pueblos y los derechos de la naturaleza.
  • El reconocimiento de la energía como un bien común y no como mercancía.
  • Garantías laborales para los trabajadores del sector energético.
  • La democracia y la participación de las comunidades para decir para qué, cómo y para quién la energía.
  • La articulación de la soberanía y autonomía energética a la soberanía alimentaria y justicia hídrica.

Y que tiene como propuestas principales:

  • La creación de un fondo energético especial por parte del Estado con destino a la investigación científico-técnica.
  • La recuperación de la totalidad de la propiedad de ECOPETROL por parte del Estado, la descentralización y transformación de la misma como empresa energética y del Instituto Colombiano del Petróleo, como Instituto Colombiano de la Energía.
  • La recuperación de las empresas eléctricas y la remunicipalización de la energía
  • La transformación del sistema agroalimentario dependiente de energías fósiles y alcanzar la soberanía alimentaria.
  • Una política pública minero energética supeditada a que “Primero están las aguas y los alimentos” por tanto, deberá reconocer que la base de ordenamiento del territorio son las aguas y la producción alimentaria.
  • Las energías renovables deben estar en cabeza de las comunidades, los barrios, las organizaciones sociales o comunitarias y los municipios.
  • La transición en las ciudades con procesos de reordenamiento territorial de las mismas que reduzca las necesidades de transporte motorizado, promover los desplazamiento a pie o en bicicleta y proveer de un acceso fácil  a los servicios y los modos de transporte colectivo.
  • La moratoria minero – energética y prohibición el uso de técnicas agresivas como el fracturamiento hidráulico en lutitas (fracking), la combustión in situ, la extracción de gas metano asociado al carbón, la explotación de arenas bituminosas, entre otras.
  • El impulso de una Comisión Nacional de Represas para evaluar el desarrollo de las viejas y nuevas represas, así como atender adecuadamente a las víctimas de desplazamiento forzado a causa de la implementación de proyectos de “desarrollo” y a adoptar soluciones efectivas al problema como la restitución y distribución de tierras.

Llamamos a las organizaciones sociales, ambientales y populares para que nos unamos y trabajemos en:

  • Fortalecer la movilización social para defender los mecanismos de participación ciudadana como las consultas populares y los acuerdos municipales que deciden territorialmente sobre el uso del suelo pero a su vez, promover consultas populares autónomas como un ejercicio de democracia directa
  • Fomentar una gran coalición para desafiar el modelo minero-energético y promover una transición energética justa y digna para los pueblos.
  • Preparar el paro cívico-popular nacional contra la política del despojo y la dictadura minero-energético que amenaza los territorios y la propia humanidad.

Saludamos a nuestras organizaciones hermanas Cumbre Agraria, Etnica y Popular – Cacep, Mesa Social Minero Energética y Ambiental por la Paz – MSMEA, MAR y Cloc – Vía Campesina, les reafirmamos nuestro compromiso en la construcción de otro mundo posible, donde la solidaridad, la fraternidad y la unidad nos hagan fuertes. Saludamos al Grupo de Trabajo del Tratado Vinculante quese encuentra esta semana sesionando en Ginebra, continuaremos participando en la Campaña para exigir que no haya más impunidad de las empresas transnacionales.

En Barrancabermeja, la ciudad rebelde de Colombia, inspirados en sus históricas luchas obreras y populares, terminamos nuestro II Encuentro fortalecidos y unidos, satisfechos por los aprendizajes y avances, animados por la esperanza que se teje con la solidaridad recibida expresada presencialmente y la de organizaciones sociales, comunidades, invitados, financiadores de la comunidad nacional e internacional que nos enviaron sus mensajes. Todo ello nos dice que no podrán deslegitimar nuestras justas luchas ni el importante trabajo de nuestras regiones y vocerías.

Al ritmo del tambor y con danzas populares cerramos nuestros encuentro con una movilización que se sumó a las movilizaciones de la jornada continentales de la indignación que nos recuerdan que en un día como hoy no “hay nada que celebrar”, por el contrario, denunciamos que luego de 526 años continúa el despojo y el genocidio en nuestra Abya Yala.

¡Aguas para la vida, no para la muerte!

¡Que se alce el puño, que se alce la mano. Que se levante el pueblo, Latinoamericano!

 

Barrancabermeja, 12 de octubre de 2018

Versión en Ingles

 

 

Transición Energética y economía verde

 

SÍ ES POSIBLE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN COLOMBIA: MOVIMIENTO RÍOS VIVOS

Con un mercado campesino, actividades culturales y místicas, diversas comunidades del país congregadas en el Movimiento Colombiano Ríos Vivos, se unieron en un solo grito: “Ríos para la vida, no para la muerte”.

Así inició la agenda pública del Segundo Encuentro Nacional del Movimiento Ríos Vivos en Barrancabermeja, Santander. El objetivo de dicho evento es construir una propuesta hacia la transición energética del país, y así dejar a un lado los proyectos extractivistas que han afectado a las poblaciones y a la naturaleza.

En el tecer día del Encuentro, organizaciones ambientales y sociales, nacionales e internacionales, saludaron el evento dando a conocer cada una de las luchas que lleva a cabo cada proceso que participa en el encuentro. La lucha histórica de ASOQUIMBO, pasando por la defensa del páramo de Santurbán, el trabajo que desarrollan las comunidades a través de las consultas populares en todo el país, así como lla Alianza Colombia Libre de Fracking, hasta invitados internacionales como Coordinación Nacional MABI – Brasil, entre otras, saludaron y participaron de la jornada.

En su intervención, José Jiménez, integrante del Movimiento Nacional Ambiental, hizo un llamado a la articulación en defensa de la naturaleza, de todas las organizaciones sociales y ambientales del país, para hacerle frente a las políticas del Gobierno de Iván Duque que buscan profundizar el modelo extractivista.

LA CULTURA SU PAPEL EN LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

En esta primera parte, se dio cuenta de cómo la cultura y las tradiciones son claves para lograr una transición energética. Así lo explicó Fabio Muñoz, integrante del Movimiento Ríos Vivos, quien en el mercado campesino se dedicó a vender sus productos y semillas nativas.

“Lo principal es el aprovechamiento de la naturaleza, sin dañarla. Hay unas energías que utilizamos casi inconscientemente y no sabemos realmente cuál es el uso de esas energías alternativas”, expresó Muñoz.

Las comunidades aseguran que se han dado cuenta que la misma polisombra son los árboles, que se puede recolectar y reutilizar el agua lluvia, y han instalado en sus casas la estufas ecoeficientes. Además, los asistentes del evento fueron testigos de las acciones que adelantan diversas comunidades como la de San Sebastián y el Bajo Sinú, en el departamento de Córdoba, con los paneles solares.

“El uso de energías alternativas es una forma de resistir. El estado no recibe pago por la energía tradicional, si nosotros mismos la podemos producir. Así se propenda por la unión de las comunidades y se evite el desplazamiento y los hechos victimizantes”, expresó el movimiento Ríos Vivos.

Finalmente, la Mesa Social Mineroenergética y Ambiental por la Paz, mencionó que los buenos planes de energía comunitaria, necesitan  una mayor participación de las comunidades y una gran  organización social. También indicaron que es clave identificar cuáles son las necesidades para  lograr una producción que sostenga el autoabastecimiento, y señalaron que se debe trabajar en la educación de las niñas y los niños y capacitar a las comunidades.

Fuente: http://www.contagioradio.com/si-es-posible-la-transicion-energetica-en-colombia-movimiento-rios-vivos-articulo-57425/

‘Energía para quién, para qué y a qué costo‘ es el lema del Segundo Encuentro Nacional Ríos Vivos Colombia, que tendrá lugar desde este lunes y hasta el próximo viernes 12 de octubre, en Barrancabermeja, considerada como la ‘Capital Petrolera de Colombia‘.

En esa ciudad santandereana se darán cita más de 300 campesinos, pescadores, barequeros, líderes sociales, ambientales y afectados por represas y proyectos extractivos de diferentes regiones del país con el fin de compartir e intercambiar experiencias de lucha frente al modelo minero- energético existente y plantearle al país y al gobierno propuestas e iniciativas para una transición energética justa e incluyente de cara a los desafíos del cambio climático.

En la actividad también estarán participando académicos, expertos en transición energética y delegados del Movimiento de Afectados por Represas de América Latina (MAR), así como la Alianza Colombia Libre de Fracking, Dignidad Agropecuaria, Censat Agua Viva, entre otras organizaciones que abordarán temas como la soberanía alimentaria, energética y del agua. Le puede interesar: 

En el marco de esta actividad habrá una audiencia descentralizada del Congreso de la República el jueves 11 de octubre, de 9:00 de la mañana a 1:00 de la tarde, en la que se planteará avanzar en la construcción de una política pública de transición energética nacional “de los pueblos, para los pueblos y con la naturaleza”.

El encuentro girará en torno a dos ejes temáticos: la transición energética y la memoria ambiental para la paz.

Campesinos, pescadores, barequeros, líderes sociales, ambientales y afectados por represas y proyectos extractivos estarán participando en el encuentro en Barrancabermeja. Foto: Jorge Contreras. 

“La transición energética será analizada como la sustitución de combustibles fósiles como el petróleo, el gas, el carbón y las grandes represas, por energías alternas como la minihidráulica, solar, eólica, biomasa y geotérmica, pero desde lo público y lo comunitario, partiendo de la concepción de que la energía es un derecho fundamental de la comunidades y no se trata de una simple alcancía, como se ha entendido hasta ahora”, indicó Miller Dussán, académico, investigador y vocero de Asoquimbo y Movimiento Ríos Vivos Colombia.

Le recomendamos: Contraloría cuestiona gestión de la Anla y Corpocesar en proyectos de minería

Dussán propone revisar las potencialidades propias de las regiones y el comportamiento de sus ecosistemas para adaptar formas energéticas alternas que satisfagan las necesidades a bajos costos, mediante un modelo descentralizado sin necesidad de pasar por un sistema interconectado a nivel nacional.

“Por ejemplo, en La Guajira, se puede manejar energía eólica; en el Huila la energía solar y así en cada localidad, articulando el ser humano en equilibrio con la naturaleza”, apuntó.

En este sentido también están promoviendo la creación del Fondo Energético Nacional que se financie con recursos de Ecopetrol.

“La idea es que este se transforme en una empresa de energía, para que desde lo público se asuma el proceso de transición energética. Eso también requiere un proceso de planeación y de cambio de hábitos de consumo”, manifestó Dussán.

Le sugerimos: El mundo no será el mismo si sigue aumentando la temperatura

Entre tanto, Diana Giraldo, integrante del Movimiento Ríos Vivos Colombia, afirmó que durante el evento se debatirá sobre la necesidad de crear  ejercicios propios de memoria en el marco de proyectos extractivos, en los que el desplazamiento y el despojo -según ella- son características de la imposición de las represas.

“Esto constituye hoy una deuda socio-cultural, económica y política con los territorios”, expresó Giraldo, para quien uno de los momentos más impactantes del encuentro será conocer la experiencia de recuperación de la memoria ambiental de los afrodecendientes del Cauca, teniendo en cuenta que los jóvenes de esta región, hijos de los desplazados por la represa, no conocieron el río, sino únicamente el embalse.

Adicionalmente se propondrá la creación de una Comisión Nacional de Represas, pues “el tema de las represas en Colombia no tiene normatividad clara y existe un vacío donde lo afectados y las instituciones están perdidos”, expresó Dussán.

Fuente: https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/propondran-al-gobierno-iniciativas-para-una-transicion-energetica-acorde-a-las-regiones/41851

 

Comunidades del país exigen energías limpias al Ministerio de Minas

En su segundo encuentro nacional, el movimiento Ríos Vivos convocó en Barrancabermeja a campesinos de todo el país para hablar sobre transición ernegética justa y memoria histórica ambiental.

Al encuentro asistieron campesinos, pescadores, barequeros y líderes ambientales de Córdoba, Valle, Cauca, Huila, Antioquia, Santander, el Eje Cafetero y delegados de 15 países.

Por: María Paula Rubiano
Periodista Blog El Río y El Espectador
Fotos: Movimiento Ríos Vivos Colombia

Mientras cientos de miles de estudiantes se movilizaban en las principales ciudades del país para exigir más presupuesto para las universidades públicas, en Barrancabermeja, cerca de 300  campesinos, pescadores, barequeros, líderes sociales y ambientales conversaban, por tercer día consecutivo, sobre sus propuestas para  que la transición energética en el país se realice de forma justa y acorde a las necesidades de sus veredas, municipios y barrios.

Con el lema  “energía para quién, para qué y a qué costo”, los integrantes del movimiento Ríos Vivos Colombia  intercambiaron, del 8 al 12 de octubre, sus experiencias a la hora de oponerse, o convivir, con proyectos energéticos como las represas, la explotación minera o petrolera, así como los miedos frente a una eventual llegada del fracking.

El encuentro fue apoyado con recursos de la Unión Europea, La Fundación Heinrich Böll, Censat Agua Viva y el Movimiento Ríos Vivos.

Tatiana Roa, quien pertenece al movimiento y dirige la ong Censat Agua Viva Colombia, dijo que, “nuestra idea con el encuentro es pensar en la protesta y la propuesta”.

Las comunidades compartieron experiencias y además, empezaron a construir una “memoria histórica ambiental”, pues la naturaleza ha sido “víctima, escenario y botín”, en el conflicto armado colombiano.

Por eso, ante los representantes de la Comisión Quinta de la Cámara, el Ministerio de Minas y la Procuraduría, los líderes ambientales presentaron sus propuestas para que el país sustituya la energía proveniente de combustibles fósiles como el petróleo, el gas, el carbón y las grandes represas, por energías alternas como la minihidráulica, solar, eólica, biomasa y geotérmica.

Eso sí: las comunidades llegadas desde todos los rincones Colombia, fueron claras en que esta transición debería hacerse teniendo en cuenta las condiciones reales de las poblaciones rurales y aisladas.

“Con la energía solar podemos extraer el agua de pozos o lagunas, hacerla potable, o conducirla por los acueductos comunitarios o pequeños distritos de riego. Y el agua es la base de buenos cultivos, buena alimentación y buena salud”, dicen los campesinos en sus propuestas.

“Actualmente la producción de energía se piensa desde la lógica urbana, con los carros eléctricos, los bombillos, pero pocos miran qué sucede y para qué se usa en el contexto rural: para guardar alimentos, para producirlos. Estos enfoques requieren pensar una política que incluya a todos los colombianos en la transición energética”, explica Roa.

Ella, junto a los también investigadores Juan Pablo Soler y José Aristizábal, recogió estas inquietudes en la revista Ideas verdes, financiada por la Fundación Heinrich Boell.

“La construcción de alternativas energéticas exige pensar en la descentralización de la producción y de la generación de energía, buscar el control de la energía por parte de las propias comunidades o mediante empresas sociales sin ánimo de lucro”. Citan casos como el de Dinamarca o Alemania, en donde el 50% de la energía producida está en manos de cooperativas barriales o ciudadanas.

En el encuentro se realizó además un mercado campesino y una feria gastronómica, como una forma de demostrar la importancia de la soberanía alimentaria que las energías limpias podrían garantizar a las comunidades.

“Recuperemos la noción de que quienes utilizan la energía son personas que la requieren, más que clientes”, dice el documento. “Si eres un cliente y no tienes dinero, no accedes a energía. Si eres una persona que la necesita, es un derecho que debe ser garantizado”, explica Roa.

Y es que si bien en Colombia existe un marco legal para las energías renovables desde 2014, la reglamentación ha sido lenta y poco concertada con las comunidades. Precisamente por eso las comunidades se reunirán con los legisladores: para que sus voces y perspectivas sean escuchadas.

Además, informó Miller Dussán, vocero del movimiento, le propondrán a los congresistas crear una Comisión Nacional de Represas, pues, para ellos, “el tema de las represas en Colombia no tiene normatividad clara y existe un vacío donde los afectados y las instituciones están perdidos”.

 

 

 

 

 

Fuente: http://blogs.elespectador.com/actualidad/el-rio/comunidades-del-pais-exigen-energias-limpias-al-ministerio-minas

 

 

RÍOS VIVOS: AVANZANDO HACIA LA TRANSFORMACIÓN Y LA UNIDAD

Con la participación de más de 350 delegad@s del Movimiento Ríos Vivos se instala Segundo Encuentro Nacional y se saluda la asamblea legislativa popular y de los pueblos

Octubre 8 de 2018

 
 

Durante el acto de instalación del segundo encuentro en la ciudad de Barrancabermeja se hizo memoria y reflexión sobre la lucha de las comunidades afectadas por represas en Colombia. Desde la década de los 50 cuando se construyó la represa del Anchicayá, luego con la movilización de las comunidades afectadas por la Salvajina en el río Cauca y Urrá I en el Río Sinú hasta las recientes experiencias de Hidrosogamoso, El Quimbo e Hidroituango ha sido visible el esfuerzo de las comunidades afectadas por exigir mayor atención sobre un asunto que aunque pareciera ser localizado, afecta a toda Colombia y la región.

El Movimiento Ríos Vivos tuvo su primer encuentro nacional en Girardota, Antioquia, en el año 2012 y desde entonces se han adelantado diversas acciones de incidencia, formación propia, movilización social, generación de alternativas y actividades de fortalecimiento interno; motivo por el cual el Encuentro parte de celebrar los logros, las resistencias y las persistencias en procura de transformaciones sociales que pueden entenderse como acciones de incidencia, visibilización, fortalecimiento interno y construcción de desarrollos alternativos o de alternativas al desarrollo. Mucha ha sido el agua que ha corrido bajo el puente durante este período. Esa agua se ha ido organizando y ha sido la que ha permitido que el movimiento nacional aborde y reflexione el significado de la lucha y de la permanencia que han librado las comunidades afectadas en sus territorios, la memoria ambiental para la paz y por ende de la necesidad de poner en el debate nacional la necesidad de avanzar en una transición energética justa desde la soberanía energética, hídrica y alimentaria. Procesos organizativos víctimas de la Política Minero-Energética como la Asociación de Concejos Comunitarios de Suárez Cauca –ASOCOMS-, Organización de Negros Unidos del río Anchicayá –ONUIRA– y el Consejo Comunitario Mayor del Río Anchicayá del Valle del Cauca, Asociación de Afectados por el P.H. El Quimbo –Asoquimbo– del Huila, Movimiento Ríos Vivos Antioquia, Movimiento Social por la Defensa del Río Sogamoso y Chucurí del Santander y la Organización Comunitaria de Base de Bajo Sinú –ASPROCIG- destacamos la necesidad de avanzar en función de la articulación por la defensa de los territorios, el agua y la vida. Por ello nos sentimos honrados y fortalecidos con la presencia en este encuentro de comunidades de otras regiones afectadas por represas en los departamentos del Quindío, Caldas y Chocó, el centro Cultural El Hormiguero, la Red de Acción frente al Extractivismo – RAFE, la USO y delegados de plataformas como la Mesa Social Minero energética y ambiental por la paz para la paz -MSMEA y la Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular –CACEP-. Como expresión de la solidaridad, hermandad y el diálogo de saberes característica de los pueblos originarios y campesinos, destacamos la presencia de los delegados y delegadas del Movimiento de Afectados por Represas de Latinoamérica –MAR– provenientes de Chile, Argentina, Paraguay, Brasil, Perú, Venezuela, Cuba, Panamá, Guatemala, El Salvador, Honduras, México y organizaciones Observadoras de Paz y Derechos Humanos de Suecia – SWEFOR- y de Suiza – PAS/PWS. Para el movimiento Nacional Ríos Vivos la defensa del territorio parte indiscutiblemente del legado y la formación generacional de sus integrantes, por ello, los protagonistas de este encuentro son los niños y niñas de las familias afectadas que desarrollarán su agenda propia y en paralelo que complementarán los debates con sus aportes. IMG-20181009-WA0074 Ríos Vivos extiende su cordial invitación a la ciudad de Barrancabermeja y a quienes los siguen en redes sociales a acompañar y difundir este intercambio nacional por la protección de las aguas, los territorios y la vida y les invita, este 9 de octubre a las 5 pm, a participar del Primer Mercado Campesino y Feria Gastronómica de los Ríos Vivos que se adelantará en el colegio de la USO e Invita a los periodistas locales y de la nación a participar en el Curso de Herramientas para el análisis de conflictos ambientales y represas que será impartido por periodistas y ambientalistas reconocidos internacionalmente en la tarde del próximo 10 de marzo. Saludamos desde nuestro encuentro a cada una de las delegaciones que se dirigen hacia Bogotá a la ASAMBLEA LEGISLATIVA POPULAR Y DE LOS PUEBLOS que se llevará a cabo del 9 al 11 de octubre como una apuesta por la unidad, la vida, el territorio y la paz donde también participaremos y reconocemos que nuestro ejercicio de reflexión en torno a la transición energética y memoria ambiental, así como las de otros movimientos y organizaciones movilizadas, complementarán este esfuerzo desde las regiones.

¡Aguas Para La Vida, No Para La Muerte!

¡Ríos Vivos, Pueblos Libres!

 

Las redes oficiales del Movimiento son: Twitter: @RiosVivosCol Facebook: Ríos Vivos Colombia Instagram: @Rios_Vivos_Colombia Contacto: riosvivoscolombia@gmail.com

2º Encuentro Ríos Vivos Colombia 2018

https://2encuentroriosvivoscolombia2018.wordpress.com

El Movimiento Colombiano en Defensa de los Territorios y Afectados por represas -Ríos Vivos-, es la expresión de articulación nacional de comunidades afectadas por la imposición de proyectos hidroeléctricos en sus territorios sostenida por más de 17 años. A partir de las afectaciones generadas en diversas cuencas como los que afectaron el curso y el devenir de las comunidades del Río Anchicayá en la década de los cincuenta, del río cauca con la represa la Salvajina en la década de los ochenta, del Río Sinú con la represa Urrá I en la década de los noventa y del río Guarinó con su desviación para repotenciar el Embalse la Miel I en Caldas, entre otros, se visibilizó con contundencia la problemática social, económica, cultural y ambiental que ocasionan las grandes represas durante su planeación, construcción y operación.

Por años las comunidades nos movilizamos para llamar la atención de instituciones sobre los vacíos en la legislación para garantizar la participación ciudadana y los efectos reales de las represas en los territorios, también se ha buscado llamar la atención de los y las afectadas para que tomen conciencia de sus derechos, del empobrecimiento al que se les ha sometido y de la necesidad de hallar alternativas para la permanencia en sus territorios. De este modo en el año 2006 se consolidó la Red Nacional de Pueblos Afectados y amenazados por represas, trasvases y proyectos MDL, que luego se transformó en el Movimiento Ríos Vivos.

El 12 y 13 de marzo de 2012 se celebró el Primer Encuentro del Movimiento Ríos vivos en la ciudad de Girardota, Antioquia, con la participación de más cien delegados provenientes de ocho departamentos del país, los cuales asumieron la tarea de discutir frente a temas coyunturales y avanzar en la construcción de un plan de trabajo. La reflexión en este encuentro giró en torno a la soberanía energética, el territorio y la cultura, los modelos de desarrollo alternativos y la Ley de víctimas y despojo por megaproyectos al tiempo que el 14 de marzo se conmemoró el décimo quinto día de acción internacional contra represas y por los ríos, por el agua y por la vida!

Luego de seis años de trabajo y movilización permanente se ha observado la necesidad de llevar a cabo un segundo encuentro nacional que permita fortalecer al movimiento para que continúe su crecimiento, al tiempo que se establecen posiciones y hojas de ruta frente a la coyuntura actual del país y la región avanzando en las propuestas que se han venido construyendo colectivamente desde los territorios donde Ríos Vivos hace presencia.

La transición energética, la memoria ambiental y los principios del movimiento serán los ejes conductores de las discusiones durante el segundo encuentro de cara a avanzar en la concreción de las metas del movimiento como son la defensa de los derechos de los y las afectadas, la permanencia en los territorios y la transformación del modelo energético que priorice el respeto a las diversas formas de vida y organización social.

AGENDA

A %d blogueros les gusta esto: