ALERTA TEMPRANA para evitar mayor contagio de COVID 19 en el norte, occidente y bajo cauca Antioqueño

  17 de mayo de 2020

Alertamos a las instituciones frente a la necesidad de actuar con celeridad para la contención de contagio de Covid 19 en el Cañón del río Cauca, Antioquia.

 Las cifras oficiales en el departamento muestran que quienes llevaron el virus al cañón del río Cauca fue EPM/Hidroituango con varios casos confirmados mientras no se registra aún casos en los pueblos y veredas. El llamado por tanto es para se tomen medidas para evitar la proliferación del virus por veredas y centros poblados, dado que hasta el momento no se observan medidas de control y seguimiento efectivas.

Somos testigos del alto tránsito de personas que salen de las obras hacia las veredas e incurren en hacer visitas en diferentes casas y espacios públicos, sin hacer uso de medidas o protocolos de bioseguridad,  lo que genera un estado de alto riesgo bajo responsabilidad de EPM/Hidroituango. La incertidumbre que existe en las veredas es generalizada, no se sabe quién es la persona portadora del Covid 19, lo que está generando conflictos en las comunidades y que además profundiza los impactos negativos señalados en el Plan de Manejo Ambiental de este proyecto bajo seguimiento de la ANLA.

Personas que se encuentran laborando en Hidroituango han denunciado bajo reserva de su nombre que: “Nos queremos ir, créame que aquí todos nos queremos ir pero no nos están dejando ya. Aquí no han aislado a la gente, eso hicieron un sondeo de 400 personas y a lo que se dieron cuenta que estaban enfermas algunas fueron y las rescataron, pero se imagina durante esos 4 días que esperaron los resultados, cuántos más se enfermaron?  Y eso no lo tienen ellos entendido aquí, lo único que les importa es el trabajo, no la gente, le pido por lo más sagrado que hagan algo (…)”.También informamos que hay casos de personas con grave afectación psicosocial: hay personas que al momento de escribir esta alerta están llorando, gritando y de muy mal genio expresando que no quieren ser contagiados ni perder sus trabajos.

Es importante señalar que parte de las secuelas del conflicto armado en la zona, han sido enfermedades que han afectado el sistema inmunológico lo que hace que la población tenga mayor vulnerabilidad para el contagio y la forma de responder a éste.

Exigimos que EPM/Hidroituango tome medidas efectivas para contener la propagación del virus en sus trabajadores y sobre la comunidad no hacerlo es evadir su responsabilidad social al dar continuidad a sus labores y sin las medidas efectivas para evitar contagios.

Se requiere con urgencia la creación de un espacio de toma de decisiones donde la comunidad, EPM Hidroituango, las administraciones municipales y la gobernación de Antioquia conversemos sobre la definición del protocolo para la protección a la vida, donde se tendrá que tener en cuenta el control territorial del ingreso a cada una de las veredas relacionado directamente con un plan de seguimiento a quienes salen de la empresa para sus hogares, debiendo ser asumido por personas de las veredas contratadas por EPM/hidroituango igualmente,  asumiendo económicamente la logística requerida para la desinfección, toma de temperatura, tapabocas, vestidos, examen médico que certifique que no tiene Covid-19 y construir espacios seguros y con garantías para pasar la cuarentena de 14 días. Garantías laborales para las personas trabajadoras de la empresa, garantías en salud para ellos y sus familias, garantías para la comunidad, pues el confinamiento se profundiza y cada día se hace más difícil conseguir alimentos.

Para esto, es prudente el anuncio de la Gobernación de Antioquia de cerrar preventivamente las empresas donde se registraran más de tres casos de COVID-19. Entendiendo la complejidad de Hidroituango reiteramos el llamado a la actuación urgente y coordinada de todas las instituciones de control, autoridades de salud, organizaciones sociales y administraciones municipales.

Pasaron muchos días para tomar la decisión de cerrar el aeropuerto El Dorado, una decisión tardía que hoy ya le cuesta a Colombia muchas muertes, más de 2 meses de confinamiento y severas afectaciones económicas.  Por tanto, no es posible dar espera para tomar decisiones sobre la afectación a la vida generada por Hidroituango dado que allí son miles los trabajadores que conviven y que mantienen contacto con poblaciones rurales, que en caso de contraer el contagio no disponen de infraestructura ni vías de comunicación efectivas para su atención.

Alimentos, Agua, Energía para nuestra autonomía

Aguas para la Vida, no para la muerte

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s